Neuralgia cérvico-braquial

¿Qué es una neuralgia cérvico-braquial?

Una neuralgia cérvico-braquial es el equivalente de una “ciática del brazo”. Hablamos de una neuralgia porque es una inflamación de un nervio que provoca un dolor a lo largo de su trayecto. La neuralgia cérvico-braquial es la combinación de un dolor de cuello y de la parte alta de la espalda y de una irradiación del brazo que llega a los dedos.

El conflicto que irita el nervio está situado al nivel de una vértebra cervical en lugar de una vértebra lumbar y se siente el dolor en la espalda, la clavícula y el pecho y también en el brazo. La 6a, 7a y 8a raíces nerviosas suelen ser afectadas. Igual que en el caso de otras neuralgias, es un dolor específico; persistente con hormigueos, una hinchazón y una corriente y no depende de los movimientos del brazo => el dolor es casi permanente con o sin movimientos y es casi imposible encontrar una posición confortable.

¿Cuáles son las causas de una neuralgia cérvico-braquial?

Las dos causas principales de la neuralgia cérvico-braquial son la artrosis cervical y la hernia discal. Estas dos causas suelen ir juntas, incluso en el caso de una persona joven.

La artrosis cervical empieza temprano, estas cervicales tienen mucha movilidad y están sometidas a numerosas restricciones o traumatismos => aparecen deformaciones que invaden el foramen intervertebral (agujero donde sale la raíz nerviosa en el lado de la vértebra).

Una hernia discal también invade el foramen intervertebral y lo encoge de modo permanente, como la artrosis.

El dolor del nervio, la neuralgia cérvico-braquial, aparece cuando hay movimientos enérgicos importantes del brazo o una mala postura de la cabeza => eso provoca una irritación del nervio y se produce una hinchazón de la raíz nerviosa que se encuentra aún más irritada.

Atención osteopática

Antes que nada, si hay una sospecha de neuralgia cérvico braquial, es muy importante hacer varias pruebas. De hecho, un dolor de cuello, de hombro y de brazo no siempre es por culpa de una neuralgia cérvico-braquial.
Si el osteópata diagnostica una neuralgia cérvico-braquial, realizara pruebas para conocer cuál es la raíz nerviosa comprimida.

Si hay cualquier duda sobre si puede haber una hernia discal, el osteópata tiene que derivar al paciente a un especialista para hacer las pruebas necesarias (resonancia…).

El objetivo del tratamiento osteopatico es aliviar la raíz nerviosa comprimida para mejorar la neuralgia, para eso, hay que encontrar cual es la estructura que comprime la raíz y darle de nuevo movilidad. El osteópata ve el cuerpo humano como un conjunto e intenta por ello desbloquear todas las estructuras cercanas para dejar libre la zona de dolor. Dispone de una amplia gama de técnicas (musculares, de fascia, estructurales…) y puede adaptarse a todos los pacientes.

Es posible que se necesite más de una consulta para tratar el problema.

Para acelerar la recuperación, se pudes llevar un collarín y tomar anti-inflamatorios.

¡No dudéis en contactarme para más información!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mensaje
Su Nombre *
Su Email *
Website

×