Trastornos digestivos y osteopatia

¿Qué es el sistema digestivo?

El sistema digestivo se compone de los órganos que van de la boca al recto, es decir el esófago, el estómago, el duodeno, el intestino grueso y el colon. Todos estos órganos están unidos entre ellos y al sistema musculo-esquelético por ligamentos y fascias (tejido del cuerpo que actúa como un soporte).

Todos estos órganos tienen una inervación y una vascularización propia. Como todos los nervios del cuerpo humano, los nervios los órganos digestivos nacen en la medula espinal situada dentro de la columna vertebral. Eso quiere decir que un bloqueo en la columna puede afectar el funcionamiento fisiológico de estos nervios.

Los alimentos pasan por el sistema digestivo con el fin de ser cortados y destruidos para facilitar la absorción de los nutrimentos. Primero, los alimentos son triturados y descompuestos por la masticación, la saliva y los jugos gástricos, luego a partir del duodeno los diferentes nutrientes (proteínas, lípidos, glúcidos…) son absorbidos. Los elementos en exceso o no necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo son eliminados en forma de orina o de materia fecal.

Por otra parte, es importante saber que el sistema digestivo está por debajo del diafragma (musculo de la respiración). El diafragma realiza un movimiento continuo de subida/bajada para vaciar y llenar los pulmones. El movimiento del diafragma repercute sobre los órganos, promoviendo así un buen funcionamiento del sistema digestivo.

Causas de un trastorno digestivo

- si la movilidad propia de un órgano está afectada
- si un bloqueo afecta los movimientos o el funcionamiento del conjunto digestivo
- si un nervio o un vaso sanguíneo esta comprimido

Todo eso puede provocar un trastorno digestivo.

Los diferentes trastornos digestivos

Los principales trastornos digestivos que puede tratar el osteópata son los siguientes:

- Reflujo gastroesofágico
- Quemada de estomago
- Dolor abdominal
- Hinchazón
- Sensación de peso y de cansancio después de la comida
- Diarrea crónica
- Estreñimiento crónico

Si los trastornos digestivos están acompañados de fiebre, de un cansancio muy fuerte, de una ausencia total de materia fecal y de gases, de sangre dentro de la boca o en la materia fecal, de un adelgazamiento importante y de golpe o de una pérdida del apetito, es importante consultar primero el médico para descartar una patología más grave que no entra en el campo de acción del osteópata.

Tratamiento osteopatico

Como hemos visto previamente, los órganos del sistema digestivo están unidos entre ellos por numerosos ligamentos y su funcionamiento depende de las estructuras óseas y musculosas que están alrededor. De hecho, una pérdida de movilidad del diafragma o un bloqueo vertebral puede tener consecuencias sobre el sistema digestivo y provocar varios trastornos. De la misma manera, una compresión vascular o nerviosa puede afectarlo.

Al revés, un mal funcionamiento del sistema digestivo puede afectar la movilidad de la columna vertebral (lumbalgia, dolor cervical…), provocar una neuralgia, etc. Por estas razones, el osteópata puede realizar técnicas viscerales sobre el sistema digestivo para tratar disfunciones en otras partes del cuerpo.

Como siempre, el osteópata tiene una visión global del cuerpo humano y lo ve como un todo. Buscará conocer el origen del trastorno digestivo. Gracias a técnicas adaptadas al paciente, va a corregir las restricciones de movilidad, a la vez a nivel de los órganos digestivos y también a nivel de las estructuras periféricas (columna vertebral, pelvis…). Hay que asegurarse que la inervación y la vascularización de los órganos se realizan correctamente.

El osteópata podrá darle consejos alimentarios específicos luego de la consulta.

Es posible que se necesite más de una consulta para tratar el problema.

¡No dudéis en contactarme para más información!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mensaje
Su Nombre *
Su Email *
Website

×