Trastornos menstruales y osteopatia

¿Qué son las reglas?

La menstruación o reglas es un flujo de sangre periódico eliminado por la vagina. Este sangrado es una manifestación visible del ciclo menstrual de la mujer en edad en procrear.

La hemorragia corresponde al desprendimiento de la capa superficial de la mucosa del útero, el endometrio, lo cual se había ido formando durante el ciclo menstrual para acoger el embrión.

Esta hemorragia puede durar de 3 a 10 días y puede acompañarse de dolores. En este caso, hablamos de dismenorrea.
Diferenciamos dos tipos de dolor:

- Dismenorreas primarias => son reglas dolorosas que aparecen un año después de las primeras reglas, no relacionadas con una patología y causadas por un problema de contracción del útero debido a una mala vascularización o un exceso de prostaglandina
- Dismenorreas secundarias => son reglas dolorosas debidas a una patología orgánica (quiste ovárico, endometriosis…)

Las dismenorreas primarias son un problema frecuente de la adolecente pero también de la mujer adulta. Afectan 50 a 80% de las mujeres en edad de procrear. Estos dolores son a veces tan intensos que pueden ser invalidantes.

La osteopatía permite aliviar con eficacidad las dismenorreas primarias. Las dismenorreas secundarias, al ser causadas por una patología orgánica, necesitan atención médica y ginecológica. Sin embargo, de acuerdo con el médico y el ginecólogo, la osteopatía puede ser beneficiosa como complemento a un tratamiento médico.

Trastornos asociados

Los dolores son localizados en la parte inferior del abdomen y pueden irradiar hasta la zona lumbar.
Encontramos:

- Dolores de la parte inferior del abdomen
- Dolores lumbar, dorsal y cervical
- Migrañas
- Estreñimiento/Diarreas
- Hinchazón
- Trastornos de la circulación
- Trastornos del sueño
- Náuseas

Tratamiento osteopatico

Primero, hay que consultar al médico en caso de dismenorreas para descartar una patología. Si los dolores no son causados por una patología, entonces la osteopatía puede ser de gran ayuda.

Gracias a un enfoque global y técnicas adaptadas al paciente, el osteópata buscara primero la causa y el origen de los dolores. Los órganos (el útero, el colon, los ovarios…) están unidos por ligamentos a la columna vertebral y al sacro => una restricción de movilidad de esta zona puede tener una repercusión sobre el funcionamiento de los órganos ginecológicos. Restableciendo la movilidad fisiológica a la pelvis y a la columna vertebral, el osteópata tiene un efecto directo sobre el funcionamiento ginecológico.

También hay que trabajar para mejorar la vascularización de la zona desbloqueando todas las estructuras que podrán estar comprimiendo los vasos sanguíneos relacionados con los órganos ginecológicos.

Por último, es importante de verificar que la inervación se realiza normalmente: de hecho, si un nervio esta pinzado o comprimido, eso afecta el buen funcionamiento de los órganos y de los músculos que los sostienen.

Es posible que varias consultas sean necesarias para tratar trastornos menstruales.

En complemento de un tratamiento osteopatico, es importante seguir unos consejos para disminuir los dolores:

- Hacer un seguimiento ginecológico
- Asegurarse con su ginecólogo que la pastilla anticonceptiva es la más adaptada
- Hacer una actividad deportiva regular
- Aumentar su consumo de omega 3 (pescado, aceite de lino…)
- Limitar su consumo de azucares refinados (sodas, bollería industrial…)

¡No dudéis en contactarme para más información!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mensaje
Su Nombre *
Su Email *
Website

×