Tratamientos

Tu salud, nuestra preocupación.

Osteopatía pediátrica

Un tratamiento osteopático precoz permite eliminar las eventuales secuelas del nacimiento.

El parto puede ser el primer traumatismo para el bebé.

Demasiado largo o demasiado corto, puede perturbar el funcionamiento normal de las estructuras craneales.

Si es un parto difícil, necesita emplear espátulas, ventosas o fórceps que van a influir sobre la buena movilidad de las juntas de los huesos del cráneo del bebé y ocasionar problemas funcionales inmediatos o posteriores.

El equilibro craneal se rompe y hay una disfunción que necesita tratamiento osteopático.

Cada nacimiento debería contemplar inmediatamente un examen osteopático minucioso.

Cuando hay que llevar el bebé a consultar ?

  • Cuando en el parto se ha utilizado epidural o ha sido un parto retrasado voluntariamente
  • Cuando el parto ha durado más de 8 horas o al contrario, ha ido muy rápido y ha durado menos de 2 horas
  • En caso de parto múltiple (gemelos…)
  • Cuando el bebé venía de valgas, de frente o de cara
  • Cuando se ha tirado mucho de la cabeza del bebé
  • Cuando traía el cordón umbilical enrollado alrededor del cuello
  • Cuando ha habido prematuridad (el cráneo es mas frágil)

Sobretodo aprenda a observar a su bebé y no dude en consultar al osteópata si :

  • Se inclina hacia atrás cuando lo coge o cuando le da de mamar
  • Si no tiene tono muscular y tiene dificultad a mantener la cabeza recta
  • Si llora sin parar
  • Si prácticamente no duerme
  • Si se ha caído del cambiador o mesa, incluso si la Rx no ha revelado lesión alguna
  • Si tiene una mala postura de los pies o caderas
  • Si solo gira la cabeza de un lado y duerme siempre del mismo lado
  • Si tiene otitis o bronquitis muy frecuentes o si su respiración es ruidosa

 

El tratamiento osteopático :

Es un reconocimiento manual muy suave de las diferentes movilidades fisiológicas (cráneo, sacro, abdomen…) que permite detectar fácilmente las disfunciones menores que son el origen de todos estos problemas.

Con una corrección efectuada manualmente y con suavidad, su bebé volverá a sentirse jovial y activo.

Incluso si el bebé no presente ningún problema funcional aparente, las manos expertas y atentas de un osteópata diplomado le permitirán de empezar bien su vida.

×