Tratamientos

Tu salud, nuestra preocupación.

Osteopatía y embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo sufre varios cambios. Esos cambios pueden verse acompañados en ocasiones de dolor.

 

 

 

Algunos ejemplos de posibles trastornos durante el embarazo:

  • Dolores de ligamentos: a partir del sexto mes de embarazo los ligamentos empiezan a estirarse y a ser demasiado flexibles, pudiendo provocar varios dolores más o menos intensos.
  • Ciático : el nervio ciático se ve afectado y el dolor baja a la pierna.
  • Dolores de cervicales y de dorsales.
  • Insomnios culpa de los dolores, las malas posiciones, las dificultades para respirar, un bloqueo a nivel del diafragma, la ansiedad…Las causas son numerosas y la mayoría pueden solucionarse con la osteopatía, la cual va a desbloquear la zona de tensión.
  • Problemas de circulación : durante el embarazo, la cantidad de sangre aumenta, la presión arterial también, provocando dolores al nivel de las piernas y retención de agua. Mediante la osteopatía se mejoran los síntomas asociados.

Consultar a un osteópata durante el embarazo ayuda a aligerar los síntomas asociados y a vivir un embarazo más cómodo y saludable  La osteopatía no exime de ningún seguimiento obstétrico convencional.

Postparto

La consulta osteopática se recomienda en las semanas posteriores al nacimiento, ya que facilita muchas mejoras: facilitar la comodidad en la lactancia, tratar el dolor persistente (lumbago, ciática, túnel del carpo, etc.), aquellos específicamente relacionados con el parto (posición, esfuerzo de expulsión, expresión abdominal, episiotomía, seguimiento epidural, cesárea etc.), restaurar una postura de confort.

Optimizará la reeducación perineal y, por lo tanto, promoverá un retorno normal a las actividades de la vida diaria.

Estos forman parte de los beneficios que obtendrá al consultar a un osteópata durante un embarazo.

×